¡Riesgos! ¿Te atreves a tomarlos?

En la vida el ser humano, esta propenso a tomar ciertos riesgos, pero la pregunta es ¿Qué es el riesgo? Si bien la Real Academia Española lo define como “Contingencia o proximidad de un daño”, pero si nos si nos enfocamos en un plano económico la misma RAE nos define el riesgo como “Incertidumbre para un inversor o entidad financiera, derivada de que los cambios que se producen en los mercados, por ejemplo, en los tipos de interés, de cambio, etc., alteren el precio de sus activos”. Pero para ti como persona ¿cómo puedes definir esto? Como persona, es aquella duda que nosotros poseemos de que si algo funcionara o no, de él que dirán o no. Es sentir esa sensación de que hacemos algo que nos impulsa sin pensar el qué dirán, es SALIR DE LA ZONA DE CONFORT.

Recuerdas, cuando eras niño, que querías vivir experimentando cosas, que estabas en tu etapa de descubrimiento, en el cual, tú como persona, si tú mismo como persona, estaban experimentando y preguntando y sobre todo tentando hasta donde sería el límite que se podría llegar. ¿Alguna vez, cuando eran niños, no hacían las cosas esperando si sus padres le fuera a decir algo? Y si no decían nada ¿no seguían más adelante? Pues así es desde niños vivimos tomando riesgos, pero tenemos algo que son los padres que nos protegen y nos evitan tomar riesgos, ya que nuestros padres han tenido experiencias y basadas en las experiencias de ellos mismos es que ellos nos quieren enseñar el mundo. O acaso no se han fijado que en la actualidad cuando tratas de lanzarte a algo hay personas que te impiden hacerlos basados en sus experiencia y cuando lo decides probar o “Tomar el riesgo” ves que es muy diferente a como ellos lo planteaban. Esto se debe a que “Todo es cuestión de PERSPECTIVA”.

Por lo general, la etapa para tomar riesgos, sin importar salir de la zona de confort, es la de la adolescencia, acaso se olvidan ustedes aquellas cosas que hicieron a escondidas de sus padres, o aquellas cosas que tal vez le traería problemas ¿recuerdan la sensación? ¿La emoción? Pues así mismo es que debemos hacer, buscar esa sensación y dejar de pensar en el que otros dirán. Muchas veces los riesgos solo lo ponemos nosotros, y esto es más por la percepción tan diferente a algo que no conocemos. Pero hay algo mucho mejor que se llama información, que es algo que te puede ayudar a combatir a esos riesgos.

Ejemplo: Imagina que pagarían por correr en una competencia de saltos de vallas, pero tu como persona tienes amigos que te dicen que es peligros que te puedes lastimar, que podrías tropezar, que hay más probabilidad de que pierdas porque dichas vallas son altas, y que podrías demorar al saltar. En este caso te haré la pregunta ¿Dejarías de correr y ganarte ese pago por lo que te han  dicho y por miedo a lo que pueda suceder? O  ¿tomarías el riesgo de competir?

En lo personal, me tomaría el riesgo de competir y lo que empezara a hacer es practicar día y noche, día y noche para tener experiencia y poder lograr la meta pretendida. Entonces preguntaras ¿no existe el riesgo? Pues déjame decirte que si existe, pero es más probabilidad, ya que el riesgo es relativo, pues lo que muchos llaman riesgos no es más que el miedo de intentar algo que no han probado o no saben que es, teniendo en cuenta que la mejor forma de reducir el riesgo es educándose, investigando y atendiendo a los que tienen experiencia para que puedan, no caer en algo mal. Así como niños teníamos nuestros padres, así de adultos debemos tener personas que nos puedan adiestrar a ser mejores y que nos guíen.

Es oportuno recalcar algo, que siempre recomendamos, invierte en ti, el conocimiento es una de esas cosas que nos hará más valioso, con ello puedes manejar cualquier situación y puedes llegar aún más lejos que otros. ¿Sabes por qué? Porque muchos se frenan en algo que no conocen y deciden no tomar el “riesgo” de aprender o de intentar para no perder. Pero se ha cuestionado ¿Y si todo sale bien? ¿y si vale la pena? Entonces mi querido amigo, amiga,  es mejor que se levante y tenga ese espíritu adolescente, y ¡ATRÉVETE! ¡TOMA EL RIESGO! ¡QUE EL RESULTADO ESTA EN TI!

Leave a Reply