¿Qué son las Criptomonedas?

Las criptomonedas son monedas virtuales cuyo concepto nació con la guía de la primera criptomoneda, el Bitcoin. Cabe destacar que este tipo de monedas son únicamente electrónicas y su utilización solo está en Internet.

Los usuarios pueden utilizar las criptomonedas para hacer todo aquello que se puede hacer con dinero convencional: comprar o vender bienes, enviar dinero a otras personas u organizaciones o extender un crédito. Las criptomonedas pueden ser vendidas o compradas en centro de intercambio denominados exchanges. En cierto sentido las criptomonedas son la forma perfecta de dinero para internet porque son rápidas, seguras y no tienen fronteras.

Las monedas, o los balances de cada usuario, son obtenidos a partir de la suma de todas las transacciones. Los usuarios tienen las claves privadas que les permiten tener acceso a los fondos de una cartera y si la pierden u olvidan jamás podrán volver a acceder a ellos. La posesión de un par de clave pública y privada es el único requisito a la hora de utilizar una red de criptomonedas.

Todas las criptomonedas son variaciones en mayor o menor medida del protocolo de Bitcoin, la primera criptomoneda.

Transacciones irreversibles

A diferencia del sistema bancario tradicional las transacciones son irreversibles ya que quedan grabadas en el blockchain que está guardado de manera distribuida en todos los ordenadores y dispositivos de la red que acuerdan su evolución en base a unas reglas conocidas.

Para hacer esto posible entra en juego el mundo de la criptografía y las claves asimétricas. Básicamente cada cuenta de criptomonedas está caracterizada por:

  • Clave pública: Dirección que un usuario puede compartir públicamente para recibir pagos. Sería equivalente al IBAN bancario.
  • Clave privada: Contraseña que un usuario puede utilizar para gastar los fondos de una dirección pública. Sería equivalente al PIN de una tarjeta de crédito.

Cualquier usuario que pretenda mover los fondos de una dirección pública que la red reconoce que posee criptomonedas, deberá generar una transacción firmada con una firma digital sólo obtenible con su clave privada. Gracias a la magia de la criptografía, el resto de la red es capaz de validar si la firma digital de la transacción y la dirección pública han sido generadas por la misma clave privada sin necesidad de conocer la clave privada en sí. Si los mineros verifican la transacción como correcta la añadirán al blockchain y la transacción se supondrá completada.

Centralización VS Descentralización

Uno de los aspectos más importantes que trajo consigo Bitcoin fue la descentralización. No existe una única entidad central que emita monedas por lo que la inflación está controlada. Ningún organismo puede imprimir más según le plazca y ningún gobierno podrá cerrar el Bitcoin.

Aunque existe un equipo de desarrolladores a cargo de Bitcoin, el único motivo por el cual son reconocidos como tales es por que tanto los usuarios como los mineros están dispuestos a utilizar su software. Si algún dia la comunidad decidiera coger un camino distinto porque los desarrolladores están moviendose en una dirección que consideren errónea, Bitcoin perdería todo su valor. Es por ello que una criptomoneda descentralizada es el equilibrio entre desarrolladores, usuarios y mineros que validen las transacciones.

Esto no es el caso de todas las criptomonedas, muchas de ellas, como por ejemplo Ripple están totalmente centralizadas y aunque se siguen considerando criptomonedas por su uso de la tecnología blockchain, pueden perfectamente imprimir más tokens o cambiar las reglas de validación de transacciones como deseen.

Fuente: https://criptomo.com/que-es-una-criptomoneda/

Leave a Reply