COSTO-BENEFICIO ¿Cómo aplicarlo en mi vida personal?

 

Alguna vez en la vida no te ha tocado, tomar una decisión, incluso cuando vas de compra al supermercado, no sabes que elegir para comer, para cenar, que comprar para la semana, que durara, que no y un sin número de cosas más. O mejor aún, al momento de buscar un trabajo, no sabes cuál te convendría más o mejor aún si eres jefe de tu empresa, no sabes a que persona contratar. O así mismo tu dinero no sabes si dejar que Inverte te asesore para mejor invertirlo, o dejarlo ahorrado. Todas y cada una de las situaciones empleamos el análisis de Costo-Beneficio, en el cual consiste en ver que estoy dejando de hacer para ganarse otros beneficios.

En sí,  el análisis de costo-beneficio es una técnica importante dentro del ámbito de la teoría de la decisión. En el cual pretende determinar la conveniencia del proyecto mediante la enumeración y valoración posterior en términos monetarios de todos los costos y beneficios derivados directa e indirectamente de dicho proyecto. En otras palabras, el análisis del costo-beneficio es un proceso que, de manera general, se refiere a la evaluación de un determinado proyecto, de un esquema para tomar decisiones de cualquier tipo. Ello involucra, de manera explícita o implícita, determinar el total de costos y beneficios de todas las alternativas para seleccionar la mejor o más rentable. Este análisis se deriva de la conjunción de diversas técnicas de gerencia y de finanzas con los campos de las ciencias sociales, que presentan tanto los costos como los beneficios en unidades de medición estándar usualmente monetarias para que se puedan comparar directamente.

La técnica del costo-beneficio se relaciona de manera directa con la teoría de la decisión. Pretende determinar la conveniencia de un proyecto a partir de los costos y beneficios que se derivan de él. Dicha relación de elementos, expresados en términos monetarios, conlleva la posterior valoración y evaluación.

Este método puede aplicarse no solo al mundo empresarial, sino también a obras sociales, proyectos colectivos o individuales, la vida personal entre otros, para lo cual se debe prestar atención a la importancia y cuantificación de las consecuencias económicas y/o sociales. La clave es “ENCONTRAR O TOMAR LA DECISIÓN ADECUADA”, o sea, la que aportará mayor rentabilidad, de un conjunto de posibles soluciones o propuestas.

Es importante señalar que tomar una decisión implica elegir entre dos o más cursos de acción alternativos, por lo que el costo de oportunidad es otro factor a tener en cuenta, pues representa lo que se deja de ganar por haber rechazado el valor de la siguiente mejor opción. Siguiendo esta lógica, una de los normas que propone el análisis costo-beneficio consiste en que no importa que tan adecuada sea la solución otorgada a un problema, la alternativa, o la propuesta, pues no dejará de tener un costo.

En fin, cada análisis para poder tomar una decisión es diferente y requiere un pensamiento cuidadoso e innovador, para tomar decisiones en el ámbito personal, a continuación te presentaremos unos pasos que puedes aplicar tanto en tu vida como en tus proyectos futuros, estos pasos llevan una secuencia estándar a seguir. Los pasos comunes a realizar en el análisis costo-beneficio serían los siguientes:

  • Formular los objetivos y metas que se persigue con la acción o la decisión o proyecto.
  • Examinar las exigencias y restricciones.
  • Establecer en términos monetarios los costos y beneficios relacionados con cada opción que usted posea.
  • Reunir toda la información importante además de los datos de costos y beneficios de cada una de las alternativas.
  • Distribuir los costos y beneficios a través del tiempo para así reconocer si valdría la pena.
  • Convertir la corriente futura de costos y beneficios a su valor actual.
  • Realizar una comparación de las relaciones beneficios-costos en las diferentes propuestas para tener un panorama más amplio. La mejor solución es la que ofrece el más alto nivel de relación.
  • Determinar el beneficio neto de cada posible decisión. Esto se calcula con la diferencia de los beneficios actuales y futuros y así podrá obtener respuesta de que decisión sería buena.
  • Evaluar y comparar cada alternativa.
  • Tomar la decisión en función del enfoque utilizado, las metas y los objetivos ya mencionados en un principio.

Para decidir la mejor alternativa se pueden considerar otras herramientas, entre las que se destaca la utilización de métodos y criterios de valoración de proyectos, ya que algo que debemos tomar en cuenta que el valor de las cosas o del beneficio depende de la persona, recuerden que el valor es relativo, lo que para una persona puede considerar valiosa para otra no, pero a la vez deben tomar en cuenta el valor del dinero en el tiempo. Por otra parte, existen diversos enfoques en el análisis del costo-beneficio pero, en esencia, el objetivo es la cuantificación máxima posible de los beneficios y costos en términos monetarios. Por ende, para el logro de los pasos referidos, se deben dominar los conceptos de este análisis.

Ya al momento de culminar con el análisis, y seguir dichos pasos, ya tendrá la libertad de tomar decisiones, pero más pausadas y sin impulsos, pero ya pensadas, tanto en la vida como en los negocios nos llevamos más de nuestros impulso y sentimientos para poder tomar decisiones o mejor dicho para invertir en el cual es mejor tomar la decisión correcta evaluando el costo de dicha decisión. Y déjame preguntarte ¿Y tú qué esperas para re valorar to decisión? Estas a tiempo de volver a tomar tu decisión, solo enfócate, traza tus metas y toma tus riendas para una buena decisión.

 

Leave a Reply